sábado, 11 de febrero de 2017

ESTÁS AQUÍ TAN CERCA DE MI



SIEMPRE TÚ.

 Te conozco hace muchos años, fuimos un par de risas, lagrimas y suspiros. 

 Tuvimos tanto en común que la vida nos premiaba. 

 Fuiste muso de mis versos, poemas, canciones y acciones, contigo me veía una eternidad. 

 Yo no creía en el amor y era tan necia, terca para estropear mi corazón con romanticismo y delirios. 

 Entonces llegaste a mi vida y todo se transformo. 

 Nunca te imaginé ni siquiera te esperaba, con tu presencia en mi vida endulzaste mis días y diste brillo a mis años, me enseñaste a querer sin ataduras, con ternura y hechos. 

 Debo admitir que muchas veces me negué a reconocer que te amaba con todas mis fuerzas al paso del tiempo. 

 Te ganaste mi corazón a pulso, nos llegó el amor y soñamos con una hermosa vida juntos. 

 En toda relación nunca faltan las discusiones, con vergüenza reconozco que en mucho te ofendí y pesé a todo mas te aferraste a mi que ya dolias en mi alma por amarte de una forma única y especial. 

 Hicimos de nuestra historia una fábula, de nuestras peleas una gran reconciliación, me hacias tanta falta cuando no tenía noticias de ti, que al verte llegar quería devorarte a besos poro a poro, tú la fuente de toda mi inspiración, mi bumeran personal como tantas veces solías decir y rodaba de contento mi llanto por la inmensa alegría de tenerte en mi vida. 

 ¡Oh Dios!... Cuanto te ame, que aún estás aquí anclado a mi corazón, prendido en mi alma, presente en mis pensamientos. 

 Tanto debo agradecerte que me enseñaras a amar de la única forma que los dos reinventamos en nuestras vidas. 

 El destino nos separó a cada uno por su lado, y pesé a nuestras vivencias aun nos brota el cariño ardiente y verdadero entre nos. 

 He tenido algunos amores, y les he amado sin faltarles jamás, han tenido la oportunid de conquistarme hasta enloquecer de felicidad, pero me parecen niños distraídos al amar, pronto me cansan, me aburren, me hieren, y solo tengo ganas de salir corriendo he irte a buscar aunque sea un minuto a tu lado me bastaria. 

 No se que hiciste de mi que no puedo olvidar este amor que te profeso, estás en mi corazón latiendo y recordandome que clase de amor debo obtener, ese amor puro que nos impulsa a ser mejor cada día, como en aquellos días que sostenias con fuerza mis manos para no desfallecer cuando sentía que no podía continuar. 

 Yo sé que algunas veces te fallé y me fallaste, más eran situaciones que nos ponían a prueba constantemente, y aquí estabamos juntos otra vez de alguna forma. 

Hasta que los años y la distancia nos llevaron por nuevos caminos alejados. 

 Has hecho tu vida y soy feliz al saberte feliz, quiero que te amen porque naciste para ser amado por tan hermoso ser que has sido para mi. 

 Yo aun optó por seguir sin comprometerme pues deseo recorrer otros caminos y visitar nuevos lugares. 

 Aún así, seguimos comunicados como dos grandes amigos que han sembrado un enorme cariño que comparten con dedicación sus frutos.  
 Para mi siempre serás tú a quién amé incansable e inmesamente porque por ti fui tan feliz, sin pena admito que eres como un referente para mis nuevos amores, no pretendo encontrarte en cada uno de ellos porque eres único para mi. 

 Además sé que cuando las cosas van mal, me gusta regresar al lugar donde tantas veces fui tan feliz contigo con quien aprendí a amar de verdad. 

 Siempre tú estas tan cerca de aquí y tan adentro de mi humilde corazón que te agradece y te adora con tanta fuerza como el primer día que supe que ya no podía estar sin ti. 


 Autora: Alma Apocalipsis (Gp-Aa).


No hay comentarios:

Es valido llorar por amor y aún más porque es prueba de hermosos sentimientos.

DEJAMÉ LLORAR. He amado tanto sin medir ni limitar mis sentimientos, me dejé llevar por esa sensación que causa el enamoramiento, por ...