domingo, 16 de enero de 2011

IEREH LA VIDA LUNAR

En el oriente de la Luna, en donde los pensamientos reposan y se desborda la luz de los ojos de Luna, se centra el misterio de los poetas de arcaluz, en ese sitio aparecio ella iereh , de blancos cabellos tan resplandecientes, serena y callada como el Mar.
Poseida sobre el sitio perfecto de la obscuridad, escuchando el canto de las sirenas, el sentimiento etereo de los brazos de Zeuz, soñando con la inmortalidad del corazón del mortal.
Observando a detalle cada moviemiento de los siete vertices, asignados con el nombre de estrellas, cubriendo con su larga cabellera obscura el cielo.
Gritando lo callado de su silencio, el letras danzando con el viento, escribiendo un cuento para la eternidad, buscando finamente danzar con sus pies descalzos, buscando el susurro del viento, para contarle el secreto de un mortal.
Bello , tan perfecto, mirada de misterio, callado con mucho misterio que encontrar, los dias pasaron y ella, guardando su resplandor en silencio, fue una noche cuando ella decidio acabar con su sueño, y marcar con la daga del tiempo, en la cripta de vivencias, el camino sin recorrer, en silencio , para dormir en la eternidad, para ser quien guia los pasos de aquel mortal, esperando encontrarse en ese sitio lejano, olvidado, de todo, lo que se vive en lo terrenal, la unión de almas, en aquel triste sitio.

HABLANDO DE ROCK.