viernes, 28 de enero de 2011

UNA ROSA TEÑIDA CON MI PROPIA SANGRE




Déjame esta noche acariciar tu alma,

quiero sentir tus sueños entre mis brazos descansar,

quiero robarte los besos más tiernos antes de que amanezca y

esta mágica pasión se pierda entre los rayos de sol.

Quiero abrazar tu inspiración solo por hoy, porque tal vez y

solo tal vez mañana no vuelvas a mirarme.

Sin hablar quiero sentir tu respirar y probar de ti el

calor de este desventurado amor que te profeso.

Solo por hoy quiero ser quien cuide de ti, antes de que

olvides mi nombre, quiero amarte así entre caricias

delicadas, contemplar tu dulce dormitar, y sentir tu tierno ser

como el color de vida de esta bella ilusión en una rosa

antes de marchitarse entre la sequia de la falta vital.

Esta noche será nuestra y al despertar todo se abra sucumbido,

más déjame ser en este instante tu propia piel, no pido nada

que no sea soñar contigo en esta burbuja de quimera.

Guarda de mí, mí más anhelado deseo por ser en tu vida quien

quite tu sed, y partiré antes de que despiertes y me mires morir

por ti y entierres mis dulces besos y las caricias frías que su

calor entre tu sueño entrego…

Cuando sienta el calor del sol quemar mi cuerpo y este fuego aun

por ti está ardiendo sabré que no estuve lejos de tenerte,

y serás en mi vida el paradigma que atesoro.

Solo por hoy, déjame amarte antes de que amanezca y desaparezca

llevándome los recuerdos sublimes y borrando en ti mi sombra

que esta noche viene a acompañarte.

Dejo sobre tu pecho una rosa teñida con mi propia sangre,

consérvala hasta secarse, y una vez seca,

quémala y arrójala al viento, y sentirás mi respirar

Bendecir tu camino, que en ese momento abandonare

porque algo aun más hermoso esperara por ti.

Duerme tranquilo, que yo vigilo tu sueño esperando al almacenar,

para partir donde descansan las ilusiones finalizadas.



Por: Gp





1 comentario:

Anónimo dijo...

Woooaaaaa excelentee escritooooo, que siempr existan en tu obscuro corazon una tarde feliz lluviosa y obscura y la melancolia que atesora los mas profundos recuerdos.

Es valido llorar por amor y aún más porque es prueba de hermosos sentimientos.

DEJAMÉ LLORAR. He amado tanto sin medir ni limitar mis sentimientos, me dejé llevar por esa sensación que causa el enamoramiento, por ...