sábado, 28 de diciembre de 2013

EL MUCHACHO Y LA FORTUNA

Habiéndose dormido un muchacho junto a un pozo, se acercó a él la fortuna, y le dijo:

___ Despierta y levántate de ahí, pues si te caes en el pozo todos me echarán a mí la culpa, en vez de culparte a ti por ser tan imprudente y necio.


"Cuántas veces culpamos a la fortuna por nuestras desgracias, y somos nosotros mismos los que nos las acarreamos".




No hay comentarios:

Es valido llorar por amor y aún más porque es prueba de hermosos sentimientos.

DEJAMÉ LLORAR. He amado tanto sin medir ni limitar mis sentimientos, me dejé llevar por esa sensación que causa el enamoramiento, por ...