sábado, 28 de diciembre de 2013

EL MUCHACHO Y LA FORTUNA

Habiéndose dormido un muchacho junto a un pozo, se acercó a él la fortuna, y le dijo:

___ Despierta y levántate de ahí, pues si te caes en el pozo todos me echarán a mí la culpa, en vez de culparte a ti por ser tan imprudente y necio.


"Cuántas veces culpamos a la fortuna por nuestras desgracias, y somos nosotros mismos los que nos las acarreamos".




No hay comentarios:

AÑORANZA DE UN ALMA EN PENA

ME HACES TANTA FALTA. Quisiera poder gritar todo esto que siento en el fondo de mi alma, que no me gusto el final, que deseo borra...