lunes, 26 de septiembre de 2011

PORQUE RECORDAR ES VIVIR: AVÁNDARO 1971 a 40 AÑOS PRESENTE.


El Festival Rock y Ruedas de Avándaro conocido como el Festival de Avándaro , y en contexto simplemente como "Avándaro" fue un concierto de música rock que se llevó a cabo el sábado 11 y 12 de septiembre de 1971 y se convirtió en un punto definitivo en la historia de la música rock de México. Esa noche varios grupos conocidos se presentaron en el festival al aire libre a una audiencia de mas de 250,000 personas. Posteriormente el Festival Rock y Ruedas de Avándaro fue coloquialmente conocido como el "Woodstock mexicano".



El evento fue nombrado el "Festival de Rock y Ruedas de Avándaro" porque el evento originalmente se suponía que iba a ser una carrera de carros con bandas y patrocinios. Alguien aconsejó al piloto Eduardo Lopez Negrete el que se incluyera música para ambientar el evento. Los organizadores decidieron consultar con Armando Molina par más consejo; Molina sugirió incluir doce bandas y ayudó organizar el evento.
El concierto se llevó a cabo en Avándaro, Valle de Bravo, un lugar al lado del lago, cerca de la ciudad de Toluca en el Estado de México a dos horas de la Ciudad de México. El concierto atrajo en paz a miles de personas jóvenes para compartir y disfrutar de música. El festival se realizó en la sombra de la masacre de 1968 de Tlatelolco, así como del Jueves de Corpus y estuvo bajo la amenaza de represión por parte del gobierno. Al final de lo que ahora se conoce como el "Woodstock de México", el gobierno ayudó a evacuar a grupos de personas que atendieron. Como un resultado del festival, por años, la música rock fue relativamente suprimida y conciertos de grandes cantidades de personas no fueron permitidos.



 
“Recordar es vivir”
Cuantos y cuantos desearíamos sentirnos libres dentro del mismo globo terráqueo… aun así las aves estando dentro tienen espacio para levantar el vuelo y no parar su viaje, la atmosfera permite explayarse de un lugar a otro con tal libertad… siendo humanos y teniendo tanta tierra por recorrer nos limitan a caminar con libertad y exigen pagar cuotas por admirar lejanos territorios de encantos los que a través del tiempo se van deteriorando… ¿Quién rompe con el ciclo vital?, ¿Quién se adueña de esta tierra?, ¿Por qué armar a los niños para combatir y sobrevivir?... ¡Matar o morir!
Y surgen mas cuestionamientos a responder: ¿Dónde están los derechos?, ¿Quién no cumple sus obligaciones?... ¿A quien le confiamos y conferimos nuestra tierra?... –Actuar ante la injusticia, compartir el pan, ¡somos humanos!.
Circunstancias tan terribles  nos dividen unos a otros por creer en la superioridad del amor propio ambicionado de poder y todo esto nos hace recordar tiempos de Unión y Solidaridad haciendo un llamado de atención a quien tenga sangre en las venas y entienda el mensaje ¡Amor y Paz Hermanos!, -y en cada canción expresar el deseo en un mismo lenguaje universal-, llegar más lejos y atravesar fronteras.



11 de Septiembre de 1971, fecha inolvidable una noche que marcaria una gran historia… lo que hoy por hoy se sigue festejando cada año.
La intención estaba puesta en un evento de automovilístico de carreras sin imaginarse el rumbo que tomaría  convirtiéndose en una gran fiesta roquera, a la que aproximadamente  asistieron 300 mil jóvenes de todas las condiciones socioeconómicas.
En aquel tiempo no se había presentado tal acontecimiento de magnitud y de espectáculo en México.



 
Haciendo acto de presencia 11 bandas consideradas en la época entre las mejores y las más representativas de un género musical que por fin se había animado a dar el salto a componer e interpretar canciones originales. Una década previa había florecido la llamada “época de oro del rock & roll mexicano”. Esa correspondió a la etapa pionera que detonó al rock & roll. Esta de identificó por basarse en covers en español de los grandes éxitos extranjeros, aunque sí hubo escasos rocanroles originales (por ejemplo Tus Ojos con Los Locos del Ritmo y Vuelve Primavera con Los Blues Caps). Hacer covers en nuestro idioma tuvo desde luego su ingenio y buena dosis de creatividad. Todavía hoy se escuchan con frecuencia La Plaga con Los Teen Tops, Agujetas de Color de Rosa con Los Hooligans o Pólvora con Los Locos del Ritmo.
No es que hacer covers no haya tenido su valía ni se pretende decir que el rock en México comenzó con Avándaro. No se trata de menospreciar a los grandes pioneros, pero el movimiento original de rock que se desarrolló entre 1969 y 1971 y que se bautizó como La Onda Chicana fue el primer gran esfuerzo generalizado para tener rock original en México. Además fue de gran calidad. Estilísticamente La Onda Chicana se clasifica como rock sicodélico, progresivo y ácido. Contó además con el fuerte apoyo de las compañías disqueras y de la difusión amplia a través de la radio. Por ello, previo al festival de Avándaro se estaba viviendo un gran auge del rock. Y por eso el evento congregó a tantos jóvenes ávidos de escucharlo.
La tarima avandareña la ocuparon los siguientes grupos, hoy históricos: Los Dug Dug’s, El Epílogo, La División del Norte, Tequila, Peace & Love, El Ritual, Mayita Campos y Los Yaki, Bandido, Tinta Blanca, El Amor y Three Souls in my Mind. La fiesta roquera se extendió toda la noche para amanecer el domingo 12 de septiembre.



 
Pero desafortunadamente con Avándaro se selló un destino negro para el desarrollo del rock en México. El festival motivó con perversidad que se estructurara una campaña mediática de desprestigio por parte de una clase gobernante que simplemente se asustó con la capacidad de convocatoria que tenía el rock entre la juventud. Dicha campaña destacó con mala intención y tergiversación de la realidad que el festival había sido una gran orgía generalizada de sexo y drogas. Mentira: los que asistieron pueden atestiguar que el evento fue armonioso y pacífico. La consecuencia fue una virulenta campaña oficial de censura y represión en contra del rock mexicano. Puede especularse que hubo una intención política del entonces Secretario de Gobernación Moya Palencia al utilizar el pretexto del festival para darle un golpe al gobernador Hank González. Pero el “daño colateral” fue atrofiar el desarrollo del rock mexicano como expresión cultural en por lo menos una década. Después de Avándaro el rock se refugió en la clandestinidad de las colonias periféricas populares. Bajo condiciones precarias luchó por sobrevivir. No fue sino hasta entrada la década de los ochenta que el rock salió de ese atolladero y paulatinamente fue aceptado de nueva cuenta.

Este 40 aniversario del festival de Avándaro nos debe motivar a reconocer a todos esos músicos que abrieron brecha entre la adversidad de la censura y represión. Ha sido gracias a ellos que hoy día el rock puede desarrollarse y gozarse libremente y que la profesión de músico de rock es una actividad digna como cualquier otra. Ese es el legado que nos heredó la generación de La Onda Chicana.




El Rock es y seguirá siendo portadora de la trinchera del pueblo motivado a expresar su sentir y en contra de la represión e injusticia de representantes del poder que adineran sus bolsillos dejando al proletariado de urbes ideando para comer en el incremento de la canasta básica y crecida del iva ante el miserable aumento de la paga.
El Rock and Roll es la fuente de miles que ante todo llevan en su ser ¡Paz y Amor a los Hermanos de todas regiones de este globo terráqueo! Y como estruendo surgirá la voz que calme y sane nuevamente nuestra independencia y libertad.
Avándaro se vive y disfruta cada día de nuestras vidas festejando en su totalidad en cada 11 de Septiembre hasta amanecer, sin olvidar a quienes a fecha similar han sufrido de quebrantados.



Gracias a toda esa raza chévere que  nos proporciona el material y el medio para seguir reviviendo acontecimientos así en eventos actuales, motivando e impulsando nuestra libre expresión y estilo de vida hecha Rock and Roll yeaaah… muchas GRACIAS RAZA.



No hay comentarios:

Es valido llorar por amor y aún más porque es prueba de hermosos sentimientos.

DEJAMÉ LLORAR. He amado tanto sin medir ni limitar mis sentimientos, me dejé llevar por esa sensación que causa el enamoramiento, por ...