miércoles, 2 de febrero de 2011

ESTATUA DE LIBERTAD




La libertad te lleva a recorrer muchos caminos de aventura, te deja ser en todos tus sentidos viajero, realista y soñador, vivir a tu manera y controlar tus miedos más terribles.



La liberta te da el goce de sentir la vida en toda su gama de misticismo y belleza natural que la viste en su ritual de dar antes que esperar recibir, se entrega la misma vida en libertad.


No sé qué pensar de ti al verte ahí tan altiva y victoriosa, ofreces ilusiones, entregas sueños y dominas corazones. Como es posible que un día alguien dijo que la libertad se representaría en una mujer victoriosa hecha piedra, convertida en estatua, siendo el centro de atención de muchas miradas y permanecer inmóvil, siendo el símbolo de una nación potencial que impide crecer a la misma creación de la que pertenece.


La libertad, la verdadera libertad no tiene una figura central, la libertad no se representa en símbolos de dólares y ni resta poder, ni cierra sus puertas al semejante ni menos precia su valor, ni olvida su lugar bajo este mismo cielo que algunos hacen infierno y atrapa sueños, consumiendo la libertad y atrapando almas entre sus altas columnas de frialdad escondiendo la luz que se regala de quien es libre y dueño absoluto, más tu nación cobra la que produce de quien la da y ciega en su espejismo de belleza superficial y los condena a ambicionar teniendo que encerrar su libertad, acabar y lastimar la fe de las almas invitadas haciéndolas serviles y convertirlas en estatuas.


La libertad no tiene figura, ni representación. la libertad es el poder que nadie te puede quitar y ese poder está en el ser solo ser uno mismo, la libertad está en el hacer tus sueños realidad sin perder la fe ni la voluntad, abrazar tu alma y besar tu cruz. La libertad no conoce de miedos, más si es transformadora en busca de nuevas aventuras acompañadas de un verdadero amor que le inspire hablarle de su tiempo.


Soy yo quien por el amor que te profeso te asegura que la libertad la vives, la sientes y la disfrutas en tu caminar sin ataduras y la compartes con la libertad de quien a tu libertad se una para vivir libremente su amor en esta libertad, en el libre albedrio regalo predilecto de nuestro creador, quien por amor nos dio este mundo extraordinario, que ahora se nos va negando por seres de corazón de piedra, más todo vuelverá a donde pertenece, contra Dios nadie puede.



Gp


No hay comentarios:

Avantes

Un día más de vida.