LA GOTA ARROGANTE


         Erase una vez en un lugar lejano, bueno mejor digamos en un lugar muy alto, allá donde se forman las grandes tormentas. Una gota de agua brincaba de nube en nube y se preguntaba por qué ella no fluía con esa lluvia que a la tierra caía… Ella quería participar en ese gran evento que tan bello se veía, y con esa inquietud se dirigió a con la nube mayor para exigir su derecho de en la lluvia participar.

   Gota.- Dime tú Reina de los truenos y tormentas ¿por qué yo no voy a donde la lluvia va?
   Nube.- ¿Por que habrías de ir?, eres muy pequeña no estás lista aún.
   Gota.- Claro que lo estoy, yo soy la mejor y el piso quiero mojar y con los niños jugar.
   Nube.- Todavía no es tu tiempo y tendrás que esperar; ya tu turno te llegará, no adelantes tu destino o lo lamentarás.
   Gota.- Entonces esperaré y te mostraré que soy la mejor y cuando esté lista, ni tú me podrás detener.
   La temporada pasó y esa gota nunca al suelo cayó, y al paso de los meses esa gota creció y su propia nube formó, entonces con arrogancia a la nube mayor se dirigió.
Gota.- Aquí me tienes grande y poderosa, más de lo que tú te ves y esta vez, ni tú me podrás detener para en la lluvia caer.
Nube.- Si no me ves grande y poderosa, es porque mi tiempo todavía no es, y tampoco es el tuyo pero no lo quieres ver, pero yo ya no puedo detenerte ve por tu destino, aunque tal vez no lo puedas ver.
   Gota.- Lo dices por envidia y porque mas poderosa soy, no me importa si aún no es tiempo, las siembras voy a regar, a los niños mojar y en algunos lados inundaciones voy a causar.
cielo-clouds-cute-day-Favim.com-528867
   La gota con enojo salió y en su nube se acomodó; un gran hoyo le abrió y con un suspiro esa grande gota a la Tierra brincó.
   La gota el aire sintió y libre se creyó, pero caía mas aprisa de lo que ella pensó y el aire el sol sus mejillas arranco y por el cielo las esparció, seguía su caída y el Sol la agotó, miraba hacia el cielo esperando a otras gotas ver caer, y entonces comprendió que el tiempo adelantó y que tenia que haberlo pensado 2 veces, antes de a la gran nube desobedecer.
   Se fue haciendo mas pequeña hasta el grado de desaparecer y al suelo nunca llegó; su sueño de ser la tormenta del año nunca se cumplió.

MORALEJA: VE PASO A PASO, QUE TODO EN SU TIEMPO LLEGARÁ.

Germán Gonzalez Gutiérrez.

Comentarios