EL QUE PROMETE IMPOSIBLES

Cierto hombre pobre que estaba casi muriéndose ofreció a los dioses que si le curaban les haría un sacrificio de cien bueyes. Admirada su mujer al oír semejante oferta, le preguntó de dónde pensaba sacar tan grandioso regalo, si recobraba la salud.

___¿Piensas tú, acaso -respondió el enfermo-, que si yo me levanto de la cama, vendrán los dioses a pedírmelo?



"Muchos son los que ofrecen con facilidad lo que saben no podrán cumplir".






Comentarios